CARTA ABIERTA A LOS SOCIOS SAN

0

Esta pandemia de COVID-19 implica un gran desafío para cada ciudadano del mundo. En principio resulta imprescindible alcanzar un equilibrio entre el negacionismo y el miedo paralizante. Este fenómeno lo estamos observando en las diferentes estrategias adoptadas por los países del mundo en su mayoría, cercanas al equilibrado y gradual modelo argentino.
También lo es, no solo para aquellos profesionales de la salud que están dedicados al manejo de la emergencia sanitaria al pie de la cama del paciente. Todos los agentes de salud y especialmente nosotros que nos dedicamos a la alimentación y la nutrición, poseemos un rol esencial en esta crisis.
Más allá de la emergencia, la Argentina enfrenta una triple demanda sanitaria. La malnutrición posee tres rostros: la desnutrición clásica, el hambre oculta (déficit de vitaminas y minerales) y el sobrepeso/ obesidad. Si bien es mucho más evidente el incremento del riesgo en las personas con desnutrición, aquellas con carencia de micronutrientes y sobre todo, las que presentan obesidad o diabesidad, poseen mayor riesgo pues padecen alteraciones en la función inmune. De hecho en estos pacientes existe evidencia de una disminución en la producción de citokinas antiinflamatorias, una función alterada de monocitos y linfocitos particularmente la respuesta específica de células T CD8 + y la de anticuerpos, disfunción de las células killers, función reducida de macrófagos y una respuesta disminuida a la estimulación antígenos además de menor defensa antioxidante.
El análisis prospectivo de los datos disponibles de la pandemia de influenza de 1918 reveló que la gravedad del cuadro se relacionó tanto con factores virales como otros del huésped. Entre estos últimos, algunos centrales han sido la respuesta inmune celular, la humoral y el estado nutricional. Es por ello que debería estar garantizada la cantidad suficiente de vitaminas y minerales, preferentemente provista por alimentos y en su defecto, a través de suplementos dietarios.
Existe evidencia de que el déficit de vitamina D en terneros se asoció con infección del coronavirus bovino. Simultáneamente numerosas publicaciones muestran que su suplementación redujo la morbimortalidad en diferentes enfermedades infecciosas, como el sarampión, la diarrea, la neumonía, la infección por el virus de inmunodeficiencia (VIH) y la malaria.
En pollos alimentados con dieta deficiente en vitamina A infectados con el virus de la bronquitis infecciosa humana, un tipo de coronavirus, la enfermedad resultó más grave que en aquellos a quienes se les suministrada ese micronutriente.
Por otro lado la baja ingesta de vitaminas A, E, B6 y B12, Zinc y selenio se ha asociado con resultados clínicos adversos durante infecciones virales de VIH y existe evidencia de que su suplementación podría reducir la morbimortalidad.
Numerosas publicaciones han señalado que la vitamina C genera mejorías en la función inmune: quimiotaxis, fagocitosis, apoptosis, aumento de la diferenciación y la proliferación de las células B y T.
Por último, los ácidos grasos omega-3 son micronutrientes a considerar al momento de evaluar el estado nutricional de personas en riesgo de infecciones virales dado que son componentes esenciales de membranas celulares, mejoran función macrófagos y poseen efectos antioxidantes en cuadros inflamatorios disparados por infecciones virales.
Estimados colegas, poseemos un rol importante en esta pandemia. La población nos necesita. La persona con malnutrición requiere idealmente el asesoramiento de profesionales especializados: médicos especialista en nutrición y Licenciados en nutrición. Y, contamos con nuevas tecnologías de e-health que son herramientas innovadoras aunque resistidas por nuestros pacientes con las que podemos asistirlos en medio del aislamiento obligatorio.
Es nuestro desafío como Sociedad Argentina de Nutrición estar a la altura de las circunstancias, cada uno desde para ayudar a combatir esta pandemia aunque no sea en la cama de emergencias o la terapia intensiva, evitando que más personas incrementen el riesgo de enfermar.
El Síndrome de Pollyanna consiste en un optimismo enfermizo que lleva a poner en riesgo la propia vida. La creencia absoluta es que nada puede salir mal. Las personas que lo padecen ven solo la parte buena de cualquier situación por catastrófica que esta sea pues poseen un sesgo hacia la positividad, una demora en identificar los riesgos, una «ceguera» ante la realidad. Por ello, sin caer en un optimismo mortífero, sin gafas de color de rosa, pero sin que el temor derrote la esperanza. En última instancia, si cada uno de nosotros, queridos socios SAN, cumple su función en la sociedad, las enfermedades pueden servir para evolucionar, avanzar, crecer, mejorar y abrir las ventanas de la luz y el conocimiento.

Dra. Mónica Katz
Presidenta de la Sociedad Argentina de Nutrición

Referencias:
– Corto KR, Kedzierska K, van de Sandt CE.Front Cell Infect Microbiol. 8 de octubre de 2018; 8: 343
Zhang L, Liu Y. J Med Virol 2020; 92: 479-490.
– Preidis GA, McCollum ED, Mwansambo C, Kazembe PN, Schutze GE, Kline MW. J Pediatr. 2011; 159: 484-489
– Cannell JJ, Vieth R, Umhau JC, Holick MF, Grant WB, Madronich S, Garland CF, Giovannucci E. Epidemiol Infect. 2006; 134: 1129-1140.
– Mascitelli L, Grant WB, Goldstein MR. J Infect Dis. 2012; 206: 1481-1482.
– Goncalves-Mendes N, Talvas J, Dualv © C, Guttmann A, Corbin V, Marceau G, Sapin V, Brachet P, Evrard B, Laurichesse H, Vasson MP. Front Immunol. 2019; 10: 65.
– West CE, Sijtsma SR, Kouwenhoven B, Rombout JH, van der Zijpp AJ. J Nutr. 1992; 122: 333-339.
– Chen P, Mao L, Nassis GP, Harmer P, Ainsworth BE, Li F. J Sport Health Sci. 2020;9:103-104.
– Semba RD, Tang AM. Br J Nutr. 1999; 81: 181-189.
– Carr AC, Maggini S Nutrients. 2017 Nov 3;9(11): E1211.
– Gutiérrez S., Svahn SL, Johansson ME. Int J Mol Sci. 2019 Oct; 20(20): 5028.
– Chen P, Mao L, Nassis GP, Harmer P, Ainsworth BE, coronavirus Li F. Wuhan (2019-nCoV): la necesidad para mantener una actividad física regular mientras se toman precauciones. J Sport Health Sci. 2020; 9: 103-104.

Share.

About Author

Leave A Reply