CENTRO INTERDISCIPLINARIO ESPACIO

0

ESPACIO CETAbordar las dificultades de comunicación, socialización y aprendizaje en niños y adolescentes con trastornos del espectro autista, TGD, psicosis y retraso mental grave, estimulando su psicomotricidad en un espacio interdisciplinario de contención y desarrollo, es parte de la tarea de los profesionales del Centro Interdisciplinario Espacio (CET) durante todo el año.
En el CET se utilizan recursos terapéuticos individualizados para posibilitar la adquisición de aprendizajes. Los concurrentes, además de los talleres y terapias grupales, reciben terapias individuales de psicología, psicopedagogía, fonoaudiología, terapia ocupacional y psicomotricidad, incluyendo orientación al grupo familiar. El CET brinda atención diaria en forma de Jornada Simple (4 horas) o Jornada Doble (8 horas).
“Las intervenciones hacen foco en las dificultades en la comunicación, la adquisición de habilidades sociales, entrenamiento en actividades de la vida diaria (AVD), modificación de conductas disruptivas, rígidas y esterotipadas, adquisición de la lectoescritura y nociones de cálculo, etc. Se trabaja utilizando como metodologías: el Análisis Conductual Aplicado (Applied Behavior Analysis – ABA), Sistema Aumentativo / Alternativo de Comunicación – PECS (Picture Exchange Communication System) y sistema TEACH”, informó el Lic. Germán Cazzola, Director del CET.
El Centro Interdisciplinario Espacio comenzó a funcionar en el año 2004 como consultorios interdisciplinarios de atención en Psicología, Psicopedagogía, Fonoaudiología, Terapia Ocupacional y Psicomotricidad. En el año 2009 se empezó a brindar la prestación de Centro Educativo Terapéutico (CET) para niños y adolescentes con Trastornos del Espectro Autista, (TEA), Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD), retraso mental grave, bajo la dirección del Licenciado en Psicología Germán Cazzola.
¿Qué es la estimulación temprana? Los estímulos son todas cosas que nos rodean, como por ejemplo, un sonido, un juguete, una caricia, una voz, etc. Y se llama “Temprana” porque los estímulos son brindados a los niños o niñas desde recién nacidos hasta los 5 primeros años de vida.
Por lo tanto la “Estimulación Temprana” es un conjunto de ejercicios, juegos y otras actividades, que se les brinda a los niños de manera repetitiva en sus primeros años de vida, con el objetivo de desarrollar al máximo sus capacidades físicas, emocionales, sociales y de aprendizaje.
Una buena estimulación, es fundamental para el desarrollo de niños con discapacidad . Algunos padres ante la discapacidad física de su hijo, pueden pensar que no hay forma de desarrollar esta estimulación que el resto de los niños consigue a través del movimiento y el juego. En este aspecto, puede que un niño, por ejemplo con parálisis cerebral, a los 3 años aún no haya iniciado el gateo, pero posiblemente si lo ponen en el suelo con un juguete que le atraiga a una cierta distancia, el niño buscará la manera de alcanzar ese juguete, ya sea arrastrándose o doblándose sobre sí mismo. Sin darnos cuenta, el pequeño estará explorando el entorno, descubriendo nuevas formas de moverse, nuevas texturas, posturas, movimientos… como un niño más, ya que se deben respetar sus tiempos brindando recursos, lo cual aumentará su autoestima, así como la posibilidad de generalizar estos movimientos hacia otras cosas. Puede que esta manera de exploración, para algunos padres, represente una forma inusual o incluso inadecuada; pero si nos paramos a pensar, lo que puede representar un juego para él, también se convierte en estimulación del movimiento.
¿Ante que situaciones es importante consultar? Fundamentalmente existen grupos de niños de alto riesgo.
¿Se trabaja distinto en cada caso? En estimulación temprana se trabajan las 4 áreas del desarrollo psicomotriz, estas son: Movimiento, coordinación, lenguaje y socialización. Cada caso es distinto, por lo tanto será evaluado y las actividades se realizaran según las necesidades de cada niño o niña, pero siempre teniendo en cuenta esas áreas del desarrollo.
Según la complejidad de cada caso, se pueden realizar terapias individuales, focalizando la atención en ese paciente en particular y sus áreas a estimular. O bien, en forma grupal, no más de 4 niños por sesión, de forma que la atención sea lo más personalizada posible.
Este tipo de terapia proporciona elementos básicos que estimulan el proceso madurativo y de aprendizaje en las áreas intelectual, afectivo y psicomotriz del niño. Permite mejorar su desarrollo y elevar sus potencialidades físicas y mentales, mediante una estimulación continua y regulada.
La estimulación temprana se realiza con la participación del familiar y le permite al niño un aprendizaje efectivo, en un ambiente agradable, de afecto y seguridad.
¿Se puede complementar con otras actividades? Si, según cada caso particular, se pueden realizar terapias para complementar la estimulación, entre ellas psicomotricidad, fonoaudiología, hidroterapia, etc.
¿Hay casos en los que sería contraproducente o no está indicado? No hay casos en que no esté indicado, pero es importante que el profesional que realice este tipo de terapias este especializado para hacerlo, ya que se trabaja con pacientes y áreas delicadas.
Fuentes consultadas: Lic. Ivana Noemi Hamm, Psicóloga CET Espacio; Lic. Germán Cazzola (MP 93010). Director CET Espacio.
CET Web: http://www.espacioterapeutico.org/
FACE: Centro Educativo Terapéutico Espacio

Share.

About Author

Leave A Reply