CUERPO Y MENTE EN CUARENTENA

0

La importancia de realizar actividad física durante el aislamiento.
El confinamiento y el aislamiento van de la mano con el estrés psicológico y con la consiguiente descarga de cortisol y catecolaminas, hormonas suprarrenales que pueden provocar diversos desajustes cardiovasculares. El sedentarismo y una mala alimentación complican más estas variables entrando en un círculo vicioso que -sin duda alguna- afecta seriamente la salud. El Dr. Miguel Carlos Sangiovanni (*) recomienda realizar actividad física diaria -de ser posible una rutina de caminata de 30 minutos hasta modelos de ejercicios en la web- para mejorar tanto el físico como el plano psicológico de las personas.
A lo largo de la vida se ha demostrado la efectividad y ventajas de practicar alguna actividad física y realizar ejercicios constantemente. Nuestros cuerpos funcionan mejor cuando estamos activos y en movimiento. Incluso, estas actividades podrían controlar algunos síntomas psicológicos como la depresión, el enojo, la frustración, sentirse tristes y ansiosos, producto de un severo confinamiento a causa de la pandemia del COVID-19.
Investigaciones demuestran que los niveles elevados de actividad aeróbica podrían estar relacionados con la mejoría de los estados depresivos, con la reducción del uso de alcohol y otras sustancias. Además, regula el sistema inmunológico, mejora la capacidad del organismo para combatir las infecciones, aumenta la confianza, mejora la imagen y el sueño y alivia el estrés.
“Básicamente somos una especie adaptada a la socialización desde nuestros primitivos ancestros. El concepto de «manada» lo hemos transformado en relacionarnos socialmente lo que ha permitido desarrollarnos desde el encuentro de la pareja, como de afectos tanto como en nuestro desarrollo profesional y laboral. Aislados se anula nuestro intercambio cultural, de ideas y proyectos ya que nuestras actividades tienen una fuerte impronta en lo que respecta a compartir con el otro y la sociedad. Por esto, es que el impacto psicológico a lo largo de los días puede traducirse desde un estado melancólico, depresión, hasta actitudes de rebeldía en busca de aquellas relaciones perdidas”, explicó el doctor Sangiovanni.
Muchas personas están trabajando desde casa por lo que pasan mucho más tiempo sentados, y la mayoría se les ha cambiado las rutinas diarias y tienen menos tiempo de estar en movimiento, es importante evitar el sedentarismo. Sangiovanni recomienda que para reiniciar una rutina de actividad física intensa en estos tiempos de cuarentena deben tomarse ciertos recaudos como:

  • Control médico previo.
  • Planificación de una manera gradual y controlada de la actividad indicada por un profesional, sea un kinesiólogo o médico deportólogo.
  • Mantener medidas de «distanciamiento social».
  • No usar tapabocas ni barbijos durante el ejercicio, aunque sí utilizarlos en los momentos de reposo o descanso.
  • Mantener una alimentación saludable y acorde al tipo de actividad física preferentemente controlada por un nutricionista.
    En aquellas personas que por edad mayor o más predispuestas por enfermedades de riesgo que obliguen a una cuarentena estricta, intentar acceder a múltiples ofertas que la tecnología ofrece de profesores de gimnasia para realizar actividades que permitan mantener un estado físico o más saludable posible hasta que se pueda nuevamente acceder a una vida más próxima a lo ideal.

(*) Máster en Hipertensión Arterial y Mecánica Vascular de DIM Centros de Salud (M.N. 78.412 – M.P. 222789) –

Más en dim.com.ar
En redes: @dimclinicaprivada

Share.

About Author

Leave A Reply