ENDOSCOPIAS: NUEVA NORMATIVA

0

Hace más de 7 años, la Asociación Argentina de Cirugía, a través de la sub-comisión de endoscopía flexible, inició el camino para introducir cambios que resultarán un avance tanto para el paciente como para el profesional médico en lo que respecta a la realización de endoscopias. En particular, participó del documento “Directrices de calidad en Endoscopia”, publicado hace semanas atrás en el Boletín Oficial, elaborado en conjunto con otras instituciones científicas de gran relevancia en el país y que establece a nivel nacional una normativa para realizar intervenciones endoscópicas.
El documento, que se comenzó a trabajar en noviembre de 2017, se elaboró como consecuencia del aval del por entonces Ministerio de Salud de la Nación quien convocó a participar a la AAC junto a 8 sociedades científicas que nuclean a los endoscopistas.
Previo a la elaboración del documento, los profesionales médicos investigaron y estudiaron en profundidad para poder llegar a un consenso con todas las sociedades. El documento se remarca que quedaron asentadas las bases mínimas indispensables requeridas para realizar endoscopías con calidad y seguridad. Uno de los aspectos fundamentales es que se establecieron requisitos indispensables en la formación del profesional para poder ser habilitado a la práctica de este tipo de intervenciones.
Desde la Asociación Argentina de Cirugía reconocieron que: “Al tener las bases de lo que se requiere para realizar endoscopias, el objetivo es que este documento pueda trasmitirse a todo el país y países limítrofes, con la importancia de crear el sustento que permitirá una práctica endoscópica dentro de un marco de seguridad para el paciente”.
La necesidad de avanzar hacia una nueva normativa surge como consecuencia de que la endoscopia digestiva es un procedimiento que se realiza desde hace muchos años, tanto por gastroenterólogos como por cirujanos formados en el procedimiento. Sin embargo, en los procedimientos endoscópicos no existía hasta el momento ninguna normativa oficial que regule su práctica, ni que establezca quien la podía realizar, ni cuáles eran los requisitos mínimos necesarios para poder realizarla.
La principal ventaja de tener esta normativa es mejorar el cuidado y la seguridad del paciente, ya que establece los estándares mínimos con los cuales se deben realizar estos procedimientos. Es decir, quedan instauradas cuales son las especialidades médicas que están en condiciones de poder realizarlos y se considera que esos profesionales hayan tenido una formación adecuada para llevar a cabo procedimientos de calidad. También permite diagramar ediliciamente un área endoscópica y determina con qué equipamiento debería contar.
Al respecto, la Dra. Carina Sequeira – médica cirujana, participante de esta normativa y MAAC (Miembro de la Asociación Argentina de Cirugía- MN 101714) dijo: “hay que saber interactuar con el paciente, poder establecer un diagnóstico, tener un marco teórico, dominar habilidades y destrezas, saber liderar y comunicar y principalmente saber manejarse en eventos adversos”.
Asimismo y cómo uno de los reconocimientos principales, a partir de ahora la Asociación Argentina de Cirugía, sea reconocida como institución científica supervisora de la formación en endoscopía permitiendo que los cirujanos puedan formarse en esta práctica y realizar este tipo de estudios.
A partir de esta nueva normativa, los procedimientos endoscópicos deberán realizarse cumpliendo los estándares internacionales de calidad, por personal debidamente capacitado y teniendo en cuenta que el objetivo fundamental es el cuidado y seguridad del paciente.
Más información: www.aac.org.ar

Share.

About Author

Leave A Reply