ESTRES OXIDATIVO

0

El doctor Guillermo Rossi nos comenta los avances significativos en el diagnóstico del estrés oxidativo, causa fundamental del envejecimiento y daño de las estructuras biológicas.

– ¿Qué es el estrés oxidativo?
– En todos los organismos vivos, existe un equilibrio delicado entre la oxidación causada por especies reactivas (RS, también llamadas radicales libres) y la defensa antioxidante. La ruptura de este equilibrio es la causa de una condición conocida como “estrés oxidativo” (OS), que puede inducir un daño celular prematuro o sea un envejecimiento temprano y a su vez desencadenar numerosas enfermedades.
Por lo tanto, el estrés oxidativo (OS) es una afección patológica debido a un aumento anormal de especies reactivas (EROS, también llamadas radicales libres) de gran poder oxidante, y por una reducción concomitante de las defensas antioxidantes contra los radicales libres.
Los antioxidantes son agentes químicos o biológicos capaces de neutralizar el daño potencial de esos radicales libres.
Algunos antioxidantes (por ejemplo, las enzimas superóxido-dismutasa y catalasa) son endógenos mientras que otros (por ejemplo, las vitaminas C y E) son exógenos y deben ser absorbidos por el ambiente externo, principalmente por medio de los alimentos.

– ¿Cuáles son las causas responsables de una mayor producción de especies reactivas?
– El organismo en condiciones normales, produce una cantidad definida de EROS, debido al metabolismo celular fisiológico. Por lo cual se los define como “compañeros de viaje irreemplazables” de la vida celular.
En condiciones saludables, el cuerpo es capaz de prevenir excesiva producción de EROS debido al sistema natural de defensa de antioxidantes.
Estos EROS son potencialmente peligrosos porque tienen la tendencia espontánea a oxidar las moléculas debido a la capacidad de capturar un electrón o un átomo de hidrógeno a cualquier sustancia que entre en contacto con ellos.
Debido a este efecto, la molécula se daña y a su vez puede convertirse en más EROS, perpetuando, si no hay antioxidantes disponibles, la reacción inicial a otras moléculas (carbohidratos, lípidos, aminoácidos, péptidos, proteínas, nucleótidos, ácidos nucleicos)

– Ahora bien ¿Quién es el responsable de la producción excesiva de estos EROS?
– Factores exógenos: cigarrillo, fármacos, contaminación ambiental, radiaciones UV, excesiva o inapropiada alimentación entre otros. Factores endógenos: alteraciones metabólicas y diversas enfermedades.
En síntesis, los mencionados son solo algunos de los factores que producen estrés oxidativo, y su consecuencia es el envejecimiento prematuro y no saludable.
Este concepto de envejecimiento saludable se refiere a prevenir o ralentar los procesos fisiológicos o patológicos que contribuyen al envejecimiento y daño de las estructuras biológicas.

– ¿Para qué nos serviría diagnosticar el estrés oxidativo?
– Nos permitiría tanto monitorear la efectividad de tratamientos médicos en caso de enfermedad como así también prevenir la aparición de enfermedades por consecuencia del estrés oxidativo (riesgo cardiovascular, hipertensión, enfermedades metabólicas, pérdida de memoria, pérdida de la visión , envejecimiento cutáneo y enfermedades graves como el cáncer por citar solo algunas).
Prácticamente no hay especialidad médica a la cual el diagnóstico de estrés oxidativo no le sea de suma utilidad. El problema hasta hace tiempo es que el diagnóstico se realizaba por metodologías que no están al alcance del público en general (el gold estándar es la espectrometría de resonancia magnética), pero en la actualidad existen metodologías mas sencillas comparables con el método de referencia y además existen métodos para evaluar el potencial antioxidante.
De esta manera, midiendo en sangre la concentración de radicales libres, más la barrera antioxidante estamos en condiciones de arribar al diagnóstico de estrés oxidativo.

Share.

About Author

Leave A Reply